“Desde el balcón” – Clara Gabriel.

¡Hola, hola! Hoy les traigo una reseña de un libro de relatos que me han recomendado. Estoy hablando “Desde el balcón” de Clara Gabriel.

sinopsis

Desde el balcónClara Gabriel abre este libro con la frase “La felicidad no es un premio sino una consecuencia” y es evidente que, para la autora, permitirnos entrar en ese mundo imaginario donde la realidad y la fantasía entran en pugna y se complementan, es en parte la consecuencia de su felicidad (…) Un libro donde la excelente economía de palabras, las imágenes acertadas y los finales imprevistos logran hermosos y atrapantes cuentos (…) Historias breves que abarcan la soledad, la angustia, la muerte pero también el amor, la búsqueda de la identidad, el desafío de lo sobrenatural y el género policial (…) Ofrece una serie de microcuentos extraordinarios, de notable concisión y de gran efectividad en sus conclusiones (…) En los cuentos que cobran el impulso de la vida cotidiana, la realidad y la ficción se entrecruzan tejiendo una trama luminosa que abriga y conforta. Este primer libro de Clara Gabriel conjuga toda la riqueza de una búsqueda que, en su paciente espera, hoy recoge los frutos que seguramente le darán eternidad. Lic. Leonor Mauvecín

datos del libro

Número de páginas: 156.

Edición: 2017.

Idioma: castellano.

ISBN: 978-987-708-258-6.

opinión

Bien, ¿por dónde empezar? Este es un libro corto, de poca cantidad de páginas. Al ver la cifra me dije que iba a ser de lectura rápida y que lo iba a poder terminar en cuestión de horas. Me equivocaba. Siempre me equivoco, como verán. Tardé algo así de tres días en leerlo siempre tomándome mi tiempo por las noches.

Que te tome mucho tiempo leer un libro corto no siempre es sinónimo de que sea pesado, aburrido y complicado. ¡Se los juro con tereré en mano!

Al principio me sorprendí. Ya sabía que eran breves historias, pero no que cada una abarcaba un promedio de una página. Luego, también me sorprendí por cada final de estas. Debo reconocerlo, me costó bastante al principio porque requiere pensar bastante, o por lo menos así fue mi caso. Luego entré en la dinámica de la escritora.

Pero vamos por partes, dijo Gonzani. Sí, nunca me voy a cansar de decirlo. Sí, en casi todas mis reseñas seguro lo van a leer. ¿No saben quién es Gonzani? Pues pregúnteme, que es gratis.

En cuestión, el libro está dividido en algo así como tres partes. La primera parte está titulada como “Capítulo 1” y la enarbola  la frase “Cuando la realidad se vuelve irresistible, la ficción es un refugio. Refugio de tristes, nostálgicos y soñadores.” de nuestro querídisimo Mario Vargas Llosa. De esto se tratan las breves historias de esta primera parte. La ficción mezclada con la realidad, una sensación de estar flotando en el espacio. Cincuenta y dos historias (puede que sea una más o una menos, lo mío son las letras) totalmente distintas las unas con las otras. Tan distintas que por eso creo yo que al principio me costó. Necesito siempre visualizar la situación con sus personajes, y el lograrlo con una sola página y que cambie a la otra rompió con mis estructuras. Pero de eso se trata, ¿no?

premio y consecuencia

Como dije, todas eran distintas y tenías que leerlas con atención para entender lo que estaba sucediendo. Pero lo mejor de todo fueron los finales. ¡Qué finales! Finales que terminaban en una sola frase y te dejaban con la boca abierta. Y yo me pregunto, ¿cómo hacés para imaginarte tantas buenas historias con tantos buenos finales? No eran la frutilla del postre. Eran algo más. No sé, la sandia. A partir de la tercer historia todo se volvió un juego. Era leer atentamente para quizás encontrar algún indicio de cómo iba a terminar y sentir que le ganaste a la autora. Creo que no lo logré en ninguno, excepto en uno que reconocí un nombre y me quedé pensando que era sumamente conocido y que no era casualidad que esté allí. Ah, porque además les rinde mini homenajes (por así decirlo) a grandes de la historia. Al primero, o uno de los primeros, es mi favorito. ¡Así que sí hay algunas historias que adiviné el final! Pero sobre el final.

Cincuenta y dos historias magníficas con cincuenta y dos finales espectaculares. Que te dejan pensando, porque ninguna de ellas tienen un mensaje vacío. Y que, yendo a los extremos quizás, los comparo con los de Horacio Quiroga. Nada que ver, en realidad. Pero tienen amor, tienen una pizca de locura y algunos un poco de muerte. Todos con esos finales impactantes y extraños con los que él siempre nos deleitaba. Estos relatos no tienen la sangre y la tragedia que los de Quiroga, claramente. Pero en algo se parecen y los disfruté mucho.

La segunda parte, por así decirlo, son microcuentos. Nuevamente saqué cuentas y son 26, pero sumamente cortos. La mayoría los podés poner en un tweet. Creo. ¡Cuántas sonrisas que me hicieron sacar! Algunos son serios, pero muchos juegan con la lógica y las palabras y te hacen sacar una risa. Lo tomé como un descanso mental de la primera parte, y me encantaron cada uno de ellos.

prejuicio

La tercer parte y la última es el “Capítulo 2”, coronado con una frase que desconocía y que entró a mi top 10 de frases: “No me pregunten quién soy ni me pidan que siga siendo el mismo.” de Michel Foucault. Y lo sentí como eso. Lo sentí como a la escritora abriendo su corazón y mostrándonos lo más profundo de este. Acá sin tanta ficción, con finales hermosos, pero con mucho sentimiento. Veintiocho relatos que los sentí suyos. No sé si logro explicarme, a decir verdad.

Mis favoritos fueron:

De la primera parte:Desengaño” por lo que transmite, “Instrucciones para mantener una pareja (con humor)” por el mensaje detrás de todo este humor, y “Encuentro en Saint Germain” porque trata de unos (quizá el) de mis personajes favoritos de la literatura universal.

De la segunda parte: “La tortuga y el escabarajo” se lleva el primer premio, sin dudas.

De la tercera parte:  “Eternidad” por el mensaje en sí y “Convicción”, que al mismo tiempo es mi favorito de todo el libro y el final de este. Otro que la sandía del postre.

Finalizando esta reseña, debo decir que “Desde el balcón” me encantó porque sentí que era Clara Gabriel la que me estaba contando sus historias, como íntimas amigas en un balcón. Me dio esa sensación de fraternidad, de calidez. Lo sentí tan suyo como mio. Y creo yo que no por nada se llama “Desde el balcón”. Son historias que ella tenía guardadas y simplemente las pasó por escrito, sin filtros.

negacion

Me emocioné, me reí, me dejó pensando… me hizo feliz con su corto libro y por eso le agradezco. Un libro totalmente recomendable, pero recuerden que no es de esos rápidos y livianos. Es mucho más que eso.

Y si Clara estás leyendo esto (en cualquier momento abro una sección de carta a autores, já): te quiero agradecer por abrir tu corazón y por contarnos todas estas historias como si fuéramos tus amigos de toda la vida.

También le quiero agradecer a Tinta Libre por haberme facilitado la versión digital de este libro.

calificación

4 5

Le doy 4,5 de 5 estrellas. Porque rompió con mis estructuras, lo cual es algo bueno pero por el momento no estoy de acuerdo (lo cual luego se lo voy a terminar agradeciendo, pero bueno).

biografia del autor

Clara Gabriel(Tucumán, Argentina, 1951) De apellido español, raíces españolas y francesas e hijos y nietos argentinos. Observadora poética de la vida cotidiana, desde su infancia su gran pasión ha sido la literatura. Fue docente y cursó la carrera de Abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba. Como artista, integró el grupo “Viva la Gente”, realizando conciertos por todo el país. Su perfil social se plasmó en numerosas misiones solidarias durante toda su vida, incluyendo recientes visitas al Impenetrable. Su enorme curiosidad por contar historias la convirtió en una escritora apasionada desde la adolescencia. En sus innumerables cuentos, ensayos, relatos, reflexiones y microcuentos entremezcla amor, melancolía, lucha política, ficción y hasta pinceladas de buen humor. Participó en las publicaciones “Cuentos sin apuro” (2011), “Historias de vida y de cocina” (2012), “Voces que cuentan” (5 ediciones) y “Todavía contamos” (2016) del Cepram. Desde el balcón es su primera obra propia editada, en la que desgrana textos emotivos, que atrapan de principio a fin, revelando giros sorprendentes, de aguda inteligencia, y que plantean dilemas esenciales.

editorial

img_generica1Página web: www.tintalibre.com.ar 

Instagram: @tinta.libre

Facebook: /tintalibre

 

 

Gracias.

-N.

21/12/2017

Anuncios

Autor: Nanis

Soy lectora.

3 comentarios en ““Desde el balcón” – Clara Gabriel.”

  1. Querida Nanis: Te agradezco esta reseña de mi libro, el primero… y no tienes idea la sensación de felicidad al leerte. Porque la felicidad es consecuencia, como esa frase ingeniada con mi esposo en nuestra tarjeta de casamiento y que presidió nuestra larga vida juntos hasta que Dios nos separó. Orgullosa de una lectora tan crítica, que pudo adentrarse en las historias, vivirlas, encantarse o no y sorprenderse. Porque de eso se trata la lectura, que logre conmovernos, transportarnos y nos haga pensar y reflexionar. Que me hayas dejado entrar en tu corazón sin pedir permiso y que sientas que somos amigas de toda la vida es a causa del hilo invisible que nos une… eso es invalorable desde mi pequeño lugar de autor. Infinitas gracias por tus palabras.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Clara querida! ¡Hola! ¿Cómo va? No sabes la felicidad que corrió por mi cuerpo cuando leí tu mensaje, con el cual me hiciste emocionar mucho. Mil gracias por tomarte el tiempo de leer esta humilde reseña y por escribir, contarnos una parte de tu alma. Muchas gracias.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s